Página principal
Instantáneas
La Casa ITESO Clavigero fué construida por Luis Barragán Morfin, quien la construyó entre 1929 y 1930 por encargo de su amigo Efraín González Luna, ex candidato a la presidencia de México en los comicios de 1952.
 
Espacios de Creación Imprimir E-Mail

19 de mayo al 1 de julio de 2004

Inauguración: jueves 6 de mayo, 19:30 horas, entrada libre. Charla abierta con los arquitectos Juan Carlos Name Sierra, Salvador de Alba y Carlos Petersen Farah, coordinada por el arquitecto Jenaro de Silva Sagaon.

 Esta exposición se ha concebido con el propósito de contribuir a que se conozca y se aprecie el quehacer arquitectónico de México en la actualidad.

 

Espacios de creación

 

  A través de materiales variados, con fotografías, planos y apuntes, se observa el proceso para la realización de cada proyecto arquitectónico, que se consideran como la suma de dominio técnico y voluntad creadora de los artistas. El proceso de curaduría estuvo a cargo del arquitecto Gonzalo Gómez-Palacio cuya intención fue que se exhibiera a la disciplina como un arte, más allá de su función cotidiana y que las obras hablaran por sí mismas a un público más amplio, no sólo al de los avezados en el tema o a los académicos. “Porque la arquitectura como obra es, probablemente, el único arte que nos pertenece a todos: la vivimos, la disfrutamos y a veces hasta la padecemos, pero sin su abrigo, se entiende, nuestras vidas no serían las mismas.”

De ahí, como comenta Sari Bermúdez, presidenta de CONACULTA, la relevancia de lo que revelan las obras mismas, en virtud de su carácter eminentemente plástico, que salta a la vista y que se aúna a los datos que se presentan al espectador acerca de su utilidad y la circunstancia de su producción.

La exposición se planteó a partir de láminas que integraran visualmente la obra terminada y fragmentos de los planos, en una composición que por sí misma otorga un valor estético.

Cada lámina está acompañada de una cédula donde los creadores, es decir, los arquitectos, narran de viva voz el sentido y las peculiaridades de su obra.

 Esta exposición llega al iteso a través del Programa de Creadores en los Estados de la Dirección General de Vinculación y Ciudadanización de CONACULTA y la Secretaría de Cultura de Jalisco. Uno de los objetivos del programa Creadores es promover, auspiciar y facilitar la circulación de la riqueza cultural que tiene México en el capital humano de sus creadores de arte, entre ellos los arquitectos.

Este programa ubica a las universidades y sus estudiantes entre los principales interlocutores de la arquitectura como manifestación artística y por esta razón invita al iteso a ser sede de esta exposición.

Los arquitectos que participan en esta actividad son:

  • Daniel Álvarez
  • Axel Arañó
  • Isaac Broid
  • Andrés Casilla
  • Emilio de Antuñano
  • Carlos Flores Marini
  • Gonzalo Gómez-Palacio
  • Teodoro González de León
  • Fernando González Gortázar
  • Agustín Hernández
  • Ricardo Legorreta
  • Carlos Mijares Bracho
  • Enrique Norten
  • Jaime Ortiz Lajous
  • Reinaldo Pérez Rayón
  • Pedro Ramírez Vázquez
  • Luis Fernando Solís Ávil
  • Rafael Villegas-Guillot y
  • Abraham Zabludovsky

 Espacios de Creación ha estado ya en el Extemplo de San Agustín (Zacatecas), la Casa de la Cultura “Alfonso Michel” (Colima), el Centro de Información, Tecnología y Diseño de la Facultad del Hábitat de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (San Luis Potosí), la Galería Libertad (Querétaro), la Casa de Cultura de Irapuato (Guanajuato), la Casa de Cultura de Morelia (Morelia), el Colegio de Arquitectos del Estado de Aguascalientes (Aguascalientes) y el Museo de Artes Visuales “Aramara” (Tepic).

 

 

 

 

CURRÍCULA

DANIEL ÁLVAREZ

Ciudad de México, 1960. Estudió arquitectura en la Universidad Iberoamericana. Inició su propio taller de arquitectura con Alberto Kalach, de 1981 a 1997. En su despacho se ha especializado en servicios profesionales interdisciplinarios relacionados con arquitectura, diseño urbano, de interiores, construcción y desarrollo inmobiliarios en todas sus etapas. Ha participado en concursos de arquitectura y ha colaborado en publicaciones nacionales e internacionales, exposiciones y conferencias. Actualmente desarrolla proyectos de casas unifamiliares, edificios departamentales y un conjunto de usos mixtos en la zona de Angelópolis de la ciudad de Puebla: un predio de 6.6 hectáreas donde habrá 240 viviendas, un edificio comercial de 30 mil m, una torre corporativa con hotel, oficinas, consultorios médicos y un club deportivo. Las publicaciones más relevantes son: CWA: KALACH+ÁLVAREZ, Rockport Publisher, Boston, EU; L'Architecture d'Aujourd'hui No. 288, Francia, Septiembre, «Mexique», Piarre 1993; Arquitectura Viva , No. 40, España, Enero-Febrero; “Oficinas y estación del metro en San Juan de Letrán”, Luis Fernández-Galiano, 1995. Es integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 2001.

Casa Farca

Con la limpieza con la cual Piet Mondrian pasa de la accidentada geometría de un árbol hasta llegar al orden y la pureza de las líneas rectas, la casa hace transparencia una invitación constante. La ventana es hermana de la luz. Celosa de la otra, por ser continente o contenido, entablan un duelo en el espacio. La ventana tiene sed de luz. La ventana quiere ser siempre ventana para tener un nombre más sonoro. Las ventanas se miran en el agua y en esa imagen turbia recuperan su original esplendor. Las ventanas son los ojos de la casa pero también la exhibición de sus pulmones, la cotidiana muestra de la máquina sensible que por nosotros, para nosotros, vive.

AXEL ARAÑÓ

 Ciudad de México, 1964. Realizó sus estudios de arquitectura en la UNAM. Ha sido asociado y colaborador, entre 1985 y 1996, de diferentes talleres de arquitectura cuyas actividades más destacadas son: jefe de proyecto en la firma HOK/Terrazas, de 1995 a 1996; asociado de la firma TAX, de 1990 a 1995, junto con los arquitectos Daniel Álvarez y Alberto Kalach; colaborador y asociado de la firma TEN, con el arquitecto Enrique Norten, de 1986 a 1988. Ha colaborado en revistas como: Arquitectura, Arquine y Trazos. Actualmente es director de proyectos y fundados de la firma dwg , establecida en 1996 junto con el arquitecto José Miguel González Salazar, despacho dedicado a la realización de proyectos arquitectónicos y servicios paralelos. Es maestro de la asignatura de proyectos y director de tesis en el Taller Max Cetto de la Facultad de Arquitectura de la UNAM. Su obra, realizada en sociedad o individualmente, ha sido publicada por diversas revistas nacionales y extranjeras; de igual forma ha participado en exposiciones en diversos museos y galerías en el país. Fue ganador de la beca para jóvenes creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, edición 1990-1991. Es integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 2000.

Moradas concebidas como Cástor y Pólux, para armonizar y al mismo tiempo defender su propio ser. Espejo que se mira en otro espejo y reconoce su similitud, pero también su rasgo distintivo. Casas de plato y taza llamó nuestra ciudad colonial a aquéllas que resolvían el problema de la vivienda y la accesoria de un espacio limitado. El término casa duplex nace en una ciudad distinta, pero no renuncia al buen gusto, a la ventana generosa, al giro que permite la unidad en la diversidad.

ISAAC BROID

 Ciudad de México, 1952. Estudió arquitectura en la Universidad Iberoamericana, y la maestría en diseño urbano en el Politécnico de Oxford, Inglaterra. Ha impartido conferencias por todo el país y es miembro de diversos consejos editoriales de revistas de arquitectura. Ha participado en diferentes exposiciones en México y en el extranjero. A lo largo de su trayectoria ha realizado numerosas obras, desde casas habitación, hasta áreas del transporte, o espacios culturales; por citar algunos destacan: la Línea A del metro ligero en Calzada Zaragoza, DF., en asociación con Aurelio Nuño y Carlos McGregor; Centro de la Imagen, en la plaza de la Ciudadela, DF., en asociación con el arquitecto Zabludowsky; oficinas corporativas Telecel, DF.; Biblioteca Guillermo Bonfil Batalla, Cuicuilco, DF.; Casa Sondi-Ambrosi, Puerto Escondido, Oaxaca; Casa Vázquez, Coyoacán, DF. Entre los premios y reconocimientos a que se ha hecho acreedor se cuentan: Record Interior Award, otorgado por la revista Arquitectural Record , EU; en 1991recibió la medalla de plata en la Bienal de Bulgaria y mención Honorífica en la Bienal de Arquitectura en México. Es integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 1999.

Oficinas corporativas Telcel

Los esqueletos de las viejas fábricas ganan su derecho para ser reincorporados a la incesante marcha de la urbe. Atlas estructuras concebidas para que el trabajo manual no impida el progreso de las ideas, su adaptación en zonas de la ciudad que han dejado de ser estrictamente fabriles, demanda nuevos lenguajes. Máquina para vivir, decía Le Corbusier. El desafío para el arquitecto, al enfrentar la construcción original, es respetar un punto de partida, pero articular una nueva sintaxis de modo tal que el pasado dialogue con un presente orientado hacia el futuro.

ANDRÉS CASILLAS

Ciudad de México, 1934. Estudió en la Escuela de Arquitectura de Guadalajara, y en la UNAM. En el Hochschule Fur Gestaltung (Bauhaus) Ulm, Alemania, colaboró en el proyecto del plano regulador de la ciudad de Esfahan, irán; realizó el Stage de Verano en el taller de Mangiarotti e Morazitti en Milano. Participó también en el taller de Luis Barragán y de Augusto H. Álvarez. Su primera obra arquitectónica construida fue la Galería de Arte Mexicano, en 1963, a la que siguieron La pena Club Náutico en VaBo, Casa Estudio Pedro Coronel, Casa Ortiz Monasterio, Centro Comercial Plaza del Sol y el Centro Financiero de Banamex –ambos en Guadalajara, Jalisco. Proyectó, asimismo, las oficinas del periódico El Economista, JWT Privado John Hohnes, Club Náutico Los Amates, en Cuernavaca, y las oficinas para Mackinsey. Se ocupó de la remodelación de la casa perteneciente a Edmundo O'Gorman. Entre sus reconocimientos hay que mencionar, por su trayectoria, el Premio Anual de Arquitectos de Jalisco, 1994. Es integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 1994.

“La serenidad es el gran y verdadero antídoto contra la angustia y el temor y hoy, más que nunca, la habitación del hombre debe propiciarla.” Andrés Casillas es fiel a las palabras anteriores, escritas por su maestro Luis Barragán. Generosa disposición de los cuadrados, imperio de la línea recta que propicia el juego de la luz. Muros monumentales que evocan la grandeza de las antiguas culturales que en la consagración del gran espacio traducen la vastedad del cielo y, de tal modo, recuperan la grandeza original de nuestra especie.

EMILIO DE ANTUÑANO

 Ciudad de México, 1954. Estudió arquitectura en la Universidad Iberoamericana, en la ciudad de México, e hizo estudios de Planeación del Desarrollo Regional y urbano, Development Plannig Unit (DPU), en el University College de Londres. Se ha desempeñado como profesor en la Universidad Autónoma Metropolitana, donde imparte cursos de diseño arquitectónico. Es miembro de El Colegio de Arquitectos de México y de la Sociedad de Arquitectos Mexicanos. Se ha desarrollado profesionalmente, desde 1982, en la práctica arquitectónica en el despacho de Antuñano Arquitectos, S.C. Su obra abarca edificios de oficinas y corporativos, casas habitación, restaurantes, entre otras áreas de la arquitectura. Algunos ejemplos en la ciudad de México son: Afin Casa de Bolsa, Banca di Roma y restaurante Pomodoro; el Museo de la Cerveza del Grupo Modelo, nave industrial de Searle de México; los restaurantes Petite France; el salón de recepciones de la residencia de la Embajada de México en Washington; Tanimara Beach Resort en San José del Cabo, Baja California y el restaurante Casa de Campo en Cuernavaca. Es integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 1999.

Ampliación de terraza en San Jerónimo

En todos sus niveles sociales, los mexicanos aman el espacio libre y desinteresado que carece de utilidad pragmática: reposo, nutrición, aseo. La azotea, esa quinta fachada cuto límite es el cielo, es flanqueada por flores silvestres en botes de lámina. En litografías memorables, Pietro Gualdi rindió homenaje a la pulcritud y variedad de las azoteas capitalinas decimonónicas. Al acotar un cubo de luz, al marcarle como límite un techo de vidrio, el patio mexicano no cancela sus nupcias con el cielo: las reafirma y otorga a ese espacio mínimo su calidad de universo cerrado, propicio para la meditación, el reposo o el juego.

CARLOS FUENTES MARINI

 Ciudad de México, 1937. Arquitecto con estudios de arqueología e historia en la UNAM, turismo en España y restauración en la Universidad de Roma, Italia. Fue director de Monumentos Coloniales del INAH. Participó en la redacción de la Carta de Venecia y de las Normas de Quito. Es miembro fundador del ICOMOS mexicano y fue su presidente de 1991 a 1997. Es académico emérito de la Academia Nacional de Arquitectura y Premio Nacional de Arquitectura 1996, por su labor en la difusión y promoción del conocimiento de la Arquitectura mexicana. Ha publicado más de una decena de libros. Fundó la revista Conservación del ICOMOS, Cuadernos del Patrimonio Artístico y los Anuarios de Arquitectura Mexicana , ambos del INBA. Ha ejecutado más de 100 obras, en México y en el extranjero y se distingue por abocarse a la restauración, adaptación o remodelación de espacios históricos, por ejemplo, las restauraciones del Convento de San Francisco en Puebla, del Claustro de la Merced, la Iglesia de Tepito y la Catedral de Apatzingán, entre muchos otros. Destacan también proyectos y asesorías: el Alcázar de Colón en República Dominicana y del Centro Histórico de la antigua capital de Brasil; el plan maestro para la Puesta en Valor de la ciudad de Panamá y también en la Antigua Guatemala. Es integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 1999.

Restauración del Hospicio Cabañas

Erigida en 1801, primer año del siglo de las revoluciones y los sueños, esta suma de piedras es producto de la pasión generosa de Juan Cruz Ruiz de Cabañas, obispo de Guadalajara. Que la cantera respire nuevamente con la misma libertad del maestro que supo domarla a golpes de cincel. Que consagre –suspensos en el aire- los sueños que hicieron del espacio un garabato. Que la curva en su audacia domestique la dureza. Que la claridad destinada a los desprotegidos, en cada uno de los patios, bajo cada uno de los arcos, se convierta en un patrimonio de armonía.

GONZALO GÓMEZ-PALACIO

Ciudad de México, 1944. Estudió en la UNAM y realizó estudios de postgrado en planeación urbana en el Bouncentrum de Roterdam, Holanda. Trabajó en el despacho del arquitecto Francisco Serrano. Ha impartido docencia en la Escuela Mexicana de Arquitectura de la Universidad La Salle. Su trabajo se ha presentado y publicado en México y en el extranjero. Entre sus obras destacan las siguientes: Conjunto del Centro Administrativo Nacional para CONALEP, en Metepec, Estado de México, en sociedad con Pedro de la Paz; Museo de Arte Moderno y Teatro para OCEC, dentro del Centro Cultural Mexiquense, en colaboración con Mario Schjetnan; restauración del edificio ubicado en la calle de Donceles, en el centro histórico de la ciudad de México, habilitado para departamentos; conjunto de edificios para la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía del INAH, en Coyoacán; edificio corporativo para la organización BIMBO, en sociedad con Gustavo Eichelman; desarrollo turístico San Felipe y SPA, en el estado de Baja California. Ha participado en exposiciones nacionales e internacionales y ha recibido reconocimientos y premios como: I Bienal de Arquitectura Mexicana 1990; primer lugar de la Academia de Arquitectura, Buenos Aires, Argentina; Mención especial del Concurso Internacional Marble Architectural Awards, Carrara, Italia. Es miembro de Número de la Academia Nacional de Arquitectura. Es integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 1997.

Conjunto habitacional Portal Bretaña

Interés social reza la fórmula que en primera instancia pareciera emparentar la casa de precio accesible a la falta de imaginación. Limitados los materiales, los espacios, el arquitecto da lección de exigencia. He aquí entonces la armonía que el morador necesita para que la cotidiana incorporación a su domesticidad sea una nueva aventura; las áreas comunes privilegiadas, para que la vecindad sea fraterna y no intrusa; la adecuada elección de la pintura, con objeto de que el color sea un protagonista central y no un invitado de última hora. Generosidad, funcionalidad, distancia entre los distintos cuerpos, “contra el oleaje de deshumanización y vulgaridad” (Luis Barragán) que tanto contribuye a la degradación, el hacinamiento y la falta de identidad de nuestras casas en serie.

TEODORO GONZÁLEZ DE LEÓN

Ciudad de México, 1926. Estudió en la Escuela Nacional de Arquitectura. Fue becario del gobierno francés y trabajó en el taller de Le Courbusier. Entre sus obras principales destacan: Fondo de Cultura Económica, Museo de Sitio en Tajín, Conservatorio Nacional de Música del Centro Nacional de las Artes, Sala Mexicana en el Museo Británico y el Centro de Servicios del Conjunto JVC en Guadalajara. Realizó el edificio del INFONAVIT, El Colegio de México, la Universidad Pedagógica, el Museo Rufino Tamayo, remodelación del Auditorio Nacional y el proyecto del Centro Cultural del Bosque, en la ciudad de México, en colaboración con Abraham Zabludowsky. Con Francisco Serrano realizó la Embajada de México en Brasilia, y el Museo de Historia de México en Monterrey, la Cámara de Senadores, la Embajada de México en Guatemala, el Museo Constantini de Buenos Aires y el Poliforum León de Guanajuato. Es académico emérito de la Academia Nacional de Arquitectura de la Sociedad de Arquitectos Mexicanos; Honorary Fellow del American Institute por Architects; miembro del número de la Academia de Artes, de El Colegio Nacional y de la Academia Internacional de Arquitectura, Sofía. Por sus obras ha recibido numerosos reconocimientos: Premio Nacional de Ciencias y Artes, 1982; Premio Especial de la Ciudad de Charleroi, Bélgica; medalla de Plata INTERARCH 89; entre otros. Es integrante emérito del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Conservatorio Nacional de Música

El artista apuesta los dados al azar, pero siempre caerán con calculado tino. “La piel de la arquitectura debe ser gruesa, para que dure”. Cubo caído del cuelo, su alteración espacial es un nuevo alarde de armonía. Sin embargo, el arquitecto sabe otorgar a la estructura ligereza en la solidez, gracia en el movimiento. La simetría que, sin dar el brazo a torcer, altera su ortodoxia, exige concentración educada, sabiduría temporal que transforma e instante inspirado en creación externa. La casa para la música –presente desde los antiguos mexicanos que en la flor y el canto cifraron la existencia espiritual de su ciudad- exige en su interior condiciones para que ese arte manifieste plenamente sus poderes. Exteriormente, una armadura que refleje el poder invencible de las notas.

FERNANDO GONZÁLEZ GORTÁZAR

Ciudad de México, 1942. Realizó estudios de arquitectura y arte en la Universidad de Guadalajara y en la Escuela Superior de Arte de París. Ha impartido clases y conferencias en el país y en el extranjero. Participa con organismos preocupados por la preservación de los patrimonios naturales y culturales: fundó Pro-Hábitat AC., es cofundador de la Sociedad de Amigos del Museo Regional de Guadalajara, miembro fundador de Nakari, entre otras. Como escultor ha participado en numerosas exposiciones individuales o colectivas, y cuenta con obra escultórica monumental: en Guadalajara, La gran puerta y La torre de los cubos ; en el DF. La gran espiga, Las canicas del gigante I; en Madrid La palmera y Las escaleras de Fuenlabrada ; en Japón La columna dislocada , Hanoke. De su obra arquitectónica destaca mencionar: en el estado de Jalisco, Parque de la Suprema Corte (y laberinto), Parque González Gallo, Plaza y fuente del Federalismo, Plazuela José Clemente Orozco, Puertas de Zapopan (Puente peatonal y fuente), Estación Juárez 2 del tren ligero, Guadalajara y el Centro de Seguridad Pública; en Mérida realizó el Museo del Pueblo Maya, Dzibilchaltún. Como escultor y arquitecto ha recibido diferentes premios, como la Medalla José Clemente Orozco, Gran Premio Henry Moore del Hakone Open-Air Museum y del Utsukushiga-hara Open-Air Museum, Japón, 1989, y el Premio Jalisco en Artes 1989. Es integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 1993.

Museo del Pueblo Maya

El respeto que las piedras antiguas transmiten al presente, profano y confuso en sus señales; la selva, con sus verdes sudores y quetzales como un relámpago de estridencia cromática; el jade como un pájaro que todo lo apuesta a la oración postrera. El museo, como otro animal de piel sensible, respira bajo el cielo sagrado de los mayas. En sus sinuosidades, el pentagrama invisible de la selva es un río de piedra y luz que fluye dando lugar aquí y ahora a la herencia ancestral. Un arco enmarca la estela. Una ventana permite que la ceiba llegue con su poderosa carga a establecer la comunión entre nosotros y los sabios habitantes que domaron la selva con su espíritu.

AGUSTÍN HERNÁNDEZ

Ciudad de México, 1924. Realizó sus estudios en la UNAM. Entre sus obras destacan: Banco de Crédito Agrícola e Industrial del Noroeste; Escuela y Teatro de Ballet Folklórico de Sinaloa; Universidad Autónoma de Sinaloa; club Deportivo Churubusco; y, en colaboración con Manuel González Rul, el conjunto habitacional Villa Olímpica y el Heroico Colegio Militar, estas tres últimas en la ciudad de México. Ha participado en exposiciones internacionales en el Pratt Institute de Nueva York; International Bauausstellung, Berlín; en la Bienal de Arquitectura, Buenos Aires, 1989; Chicago Athenaeum, Chicago; en la Trienal de Arquitectura de Belgrado, 1991, entre otras. Recibió el Primer Premio Anual Jardín de la Paz, México; el Primero Premio Asociación de Industriales del Estado de México; el Primer Premio Nacional Pabellón de México en la Expo 70, Osaka, Japón; la Presea III Bienal de Arquitectura, Sofía; Presea Bienal 89, Buenos Aires; el Primer Premio Medalla de Oro en la II Bienal de México; Primer Premio PCI Estados Unidos al mejor Diseño de Precolados, 1997; Primer Premio Internacional Lighting Desing and Aplication Center, Endoven, 1997; Primer Premio Urban Land Institute, Estados Unidos, 1998; Premio Especial Dupont en Aplicación de Vidrio Laminado, Estados Unidos, 1998; Primer Premio Lieberman a la Mejor Obra, 1998; y el Premio Nacional de Arquitectura en 1999, por mencionar algunos. Es integrante emérito del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Casa en el aire

La novedad sabe su riesgo: ser testimonio del momento, fugaz actriz de un escenario que exige la obra maestra para no perderse en el olvido. Casa en el aire merecería ser título de un libro de poemas. Hija del aire llamó Manuel Gutiérrez Nájera a la trapecista que, entonces como ahora, ejecuta su acto mortal con virtuosismo y disciplina. De idéntica manea, esta construcción desafía el terreno donde, en vez de asentarse, pareciera volar. Casa: Nave. Vehículo para viajar sin movernos del lugar donde estamos.

RICARDO LEGORRETA

Ciudad de México, 1931. Realizó sus estudios en la UNAM. Ha impartido cursos y conferencias en universidades de México y de otros países. Ha sido profesor en diferentes universidades, entre ellas la Iberoamericana; en la Universidad de California, en Los Ángeles, Estados Unidos y en la de Harvard, en Texas. Entre lo más destacado de su obra se encuentran: Hotel Camino Real; remodelación del Palacio de Iturbide; remodelación de las oficinas del Banco Nacional de México; el Club Mediterranée de Huatulco; el Museo de Arte Contemporáneo MARCO de Monterrey; la Catedral Metropolitana de Managua; el Museo del Niño El Papalote; la torre del Centro Nacional de las Artes; Museo Tecnológico de Innovación de California, y el Pabellón de México, Expo 2000 en Hannover. Recibió el Premio al Mérito por la Sociedad Americana de Arquitectos del Paisaje, en Estados Unidos, 1989; el Premio Arquitecto de América, en Montevideo, 1992; la Medalla de oro Unión Internacional de Arquitectos, Beijing, 1999; la Medalla de Oro Ano 2000 del Instituto Americano de Arquitectos, Washington, DC., y la Medalla de Oro de la Academy of Achievement, Arizona, 2000. Como un reconocimiento a su obra, su exposición Trabajos y meditaciones fue exhibida en Osaka, Japón, dentro del marco de festividades del día nacional del arquitecto que se realizó en julio de 1998 y que reunió a más de 1200 arquitectos en un congreso internacional donde, por primera vez, se invitó a exponer a un mexicano. Es integrante emérito del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Centro de Artes Visuales (Santa Fe, Nuevo México)

“Me gusta el desierto porque es limpio”, declaró el que pasó a la historia como Lawrence de Arabia. El arquitecto mira el paisaje circundante, toma un puño de arena y lo enfrenta a sus propias obsesiones, a los hitos que han convertido su nombre en patrimonio visual de otras pupilas. Sin ser infiel a sus trazos personales, escucha la palpitación de los habitantes primigenios, iniciados en una geometría que pareciera haber nacido titulada en el espíritu. He aquí los muros generosos, marcos para el color y la línea, recipientes de pasión plástica integrada en la estrofa de arte mayor de la tridimensionalidad.

CARLOS MIJARES BRACHO

Ciudad de México, 1930. Estudió arquitectura en la UNAM, donde se graduó en 1952. Ha sido profesor desde 1954, y ha impartido conferencias y cursos en universidades e instituciones de México, América y Europa. Fue fundador y director de Menhir, AC. Investigación y Difusión de la Cultura Arquitectónica. Entre sus obras destacan: la Casa Mijares; Cada Fernández y la Casa Díaz Barreiro, en la ciudad de México; el Centro de Cómputo del Gobierno del Estado en Morelia, Michoacán; los edificios industriales de Fertilizantes del Bajío, en Salamanca; la Planta de Motores VAM, en Toluca; en el estado de Michoacán proyectó diferentes espacios religiosos, como la Parroquia del Perpetuo Socorro, en Ciudad Hidalgo, la Iglesia de San José, en Jungapeo y la de San José Obrero, en La Coyota; y en el Distrito Federal la Christ Church. En Zipaquirá, Colombia, construyó la Catedral de Sal y el Espacio Lúdico en Bogotá, también en Colombia. Es autor de proyectos de revitalización urbana en el Estado de México y en Morelos, en lugares como Cuautitlán, Tlayacapan, o Yecapixtla. Recibió el Premio Luis Barragán a la excelencia profesional, entre otros reconocimientos. Es integrante emérito del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Devoto de la tierra colorada que Vasco de Quiroga fecundó con su piadosa energía; con la confianza depositada en los materiales nacidos de la tierra, Carlos Mijares Bracho enciende la que John Ruskin denominó lámpara de la obediencia: sometimiento al perfume de la lluvia en contacto profundo con la tierra; consecución de la nervadura que intenta re-ligar a los hombres con el cielo; confianza en los ladrillos que suman resistencia, economía y naturalidad, como si la construcción se levantara por voluntad del paisaje.

ENRIQUE NORTEN

Ciudad de México, 1954. Terminó sus estudios en la Universidad Iberoamericana y obtuvo la maestría en arquitectura por la Cornell University, en Ithaca, N.Y. Es director del taller de Enrique Norten Arquitectos, SC. TEN arquitectos, empresa dedicada a la elaboración de proyectos arquitectónicos y urbanos. Algunos de los edificios diseñados por TEN arquitectos han sido reconocidos con premios y publicaciones nacionales e internacionales. Fue profesor en la Universidad Iberoamericana, y profesor invitado en universidades de Estados Unidos, como en Suthem California Institute of Architecture (SCIARC), en Los Ángeles; en la Universidad de Cornell, en Ithaca, NY. Ha sido catedrático o Neill Ford en la Universidad de Harvard, en Cambridge, Massachussetts; Emil Lorch en la Universidad de Michigan. Actualmente ocupa la cátedra Miller en la Universidad de Pensilvania, Filadelfia. Su obra y trayectoria han sido premiadas en diversas ocasiones: es miembro honorario de la Academia Americana de Arquitectos (AIA); en 1998 recibió el primer premio pabellón Mies Van Der Rohe de América Latina. TEN arquitectos ha recibido el primer premio en la bienal de arquitectura de Buenos Aires en 1993; el premio de la revista Progressive Architecture p/a awards y de la Record Houses. Ha sido premiado en las bienales de arquitectura mexicana en 1990, 1992, 1994 y 1996. Es integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 2000.

Hotel Habita

“Una mujer no puede poner un pie en un hotel de la ciudad”, escribió hace siglos y medio la marquesa Calderón de la Barca. Desde entonces, la muy Noble y Leal ha visto multiplicarse sus albergues y también la variedad de sus ofertas. En esta propuesta, el vidrio combate la solemnidad del hielo en parte porque apuesta al predominio del macizo sobre el vano. No hay frialdad sino armonía que acomoda en el espacio sus notas macizas y variadas. Pentagrama cortés, regla que no estorba el juego de la imaginación.

JAIME ORTÍZ LAJOUS

Ciudad de México, 1932. Estudió arquitectura en la UNAM; cursó una especialización en restauración de monumentos, en París en la Ecole des Beaux Arts; y en la Universidad de Roma, Facultad de Arquitectura. Estuvo becado por el Banco de México, por la república francesa y por el gobierno de Italia. Ha ocupado diversos cargos públicos: como subdirector de Proyectos del Comité Administrador del Programa Federal de Construcción de Escuelas; director de Restauración de Monumentos Federales; gerente de Diseño del Programa Habitacional Fase II, DF. Fue vicepresidente internacional de ICOMOS, Org. A de la UNESCO. También fue asesor del Museo Metropolitano de Artes de Nueva York. Ha publicado más de una decena de libros sobre arquitectura mexicana. Como reconocimiento a su trayectoria ha recibido diversas distinciones: en 1981 fue condecorado con la orden al mérito de la República italiana; en 1982 recibió el Premio Arquitecto Carlos Lazo Barreiro; en el mismo año obtuvo el Quinto Premio de número de la Academia Nacional de Arquitectura. Es integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 2001.

Restauración del Sanborns en Tacuba y Eje Central

Hermano menor y más humilde que el fastuoso palacio veneciano de enfrente, este edificio ha sido heroico actor de la historia urbana y sus transformaciones. “Una ciudad cambia más rápidamente que el corazón de un hombre”, escribió Baudelaire. Así las casa y sus usuarios. Con un esquema de casas de plato y taza, tan presentes en nuestros siglos XVIII Y XIX, el inmueble guarda el recuerdo de uno de los ilustres moradores, Ignacio Manuel Altamirano; de la popular algarabía del café de chinos llamado México. Recuperado su aspecto inicial, es ahora sede de un pequeño universo que, como los almacenes visitados por la Duquesa Job en las postrimerías de otro siglo, resuelve momentáneamente la vida y mitiga sus dolores.

REINALDO PÉREZ RAYÓN

Ciudad de México, 1918. Egresó de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura del Instituto Politécnico Nacional (IPN). Entre sus principales obras y proyectos se encuentran: Unidad Profesional de Zacatenco para el IPN; Centro de Investigación y Estudios Avanzados CINVESTAV en Zacatenco-Ticomán; Planetario Luis Enrique Erro, en Zacatenco; edificio de departamentos en la Colonia Polanco, y el edificio de oficinas en Bosque de Ciruelos, todos en la ciudad de México; y el Centro Regional de Enseñanza Técnica Industrial, en Guadalajara. Sus obras han sido presentadas en diversas exposiciones en el país y en el extranjero, como Perfil de México , en Amsterdam; 4000 años de arquitectura mexicana , llevada a más de 50 ciudades del mundo; Bienal de Arte de San Paulo, 1961; Arquitectura de vanguardia , en Washington, DC.; México de ayer y hoy , que viajó por Europa; Arquitectura mexicana… Hoy , en el Palacio de Bellas Artes, México; el Salón Mexicano del Diseño, y Arquitectura mexicana , en el Museo Franz Mayer, México. De sus premios y reconocimientos destacan: diploma de la Unión Internacional de Arquitectos, por realizar Sede de sus Jornadas Internacionales celebradas en la ciudad de México en 1963; el Premio Fundidora Monterrey, por la mejor aplicación funcional y estética del acero en arquitectura, 1967 y el Premio Nacional de Ciencias y Artes de México, Tecnología y Diseño, 1976. Es integrante emérito del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Unidad Profesional del Instituto Politécnico Nacional

El funcionalismo en su neta limpieza. Ventanas para que el aire y la luz entren a raudales y abonen el conocimiento. Mirar por la ventana no es un poema, aunque mirar por la ventana sea una aproximación a la poesía. Mirar por la ventana y descubrir el sentido de mirar por la ventana es un principio poético, peno es la poesía. La poesía es mirar por la ventana y convencer a los otros de que la poseía es mirar por la ventana.

PEDRO RAMÍREZ VÁZQUEZ

Ciudad de México, 1919. Estudió arquitectura en la UNAM. Entre las obras más importantes realizadas en el Distrito Federal, pueden citarse: Museo Nacional de Antropología e Historia; Museo del Templo Mayor; Museo de Arte Moderno; Secretaría de Relaciones Exteriores; Estadio Azteca; Basílica de Guadalupe y el Congreso de la Unión, entre otros. Fue presidente del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, 1968; fundador y primer rector de la Universidad Autónoma Metropolitana, y secretario de Asentamientos Humanos y Obras Públicas de 1976 a 1982. Fuera de México ha realizado obras de gran trascendencia, como el Museo Avery Brundage, en Olimpia; Museo de las Civilizaciones Negras, en Dakar; Museo Nacional de Irán, en Teherán; Casa Presidencial, en San José de Costa Rica; proyecto del Museo de Louvre, en París; Capilla de la Virgen de Guadalupe, en Roma; área de gobierno de la nueva capital de Tanzania, en Dodoma; Museo de la Cultura Nubia, en Aswan, Egipto, y Pabellón de México, en Sevilla, 1992, por citar algunas. Su trayectoria profesional le ha merecido numerosos reconocimientos, nacionales e internacionales, de los cuales destacan: Premio de Honor del Festival Internacional de Arquitectura y Arte; Estrella de Oro de Bélgica; Premio de la XIII Trienal de Milán; Premio Nacional de Arte, México, 1972; la Gran Medalla de Oro de la Academia de Arquitectura de Francia; y el Premio Olimpiat otorgado por el Comité Olímpico Internacional en Atlanta, 1996. Es integrante emérito del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Estadio Azteca

En el estadio vibran y comulgan la pasión de los usuarios y el continente arquitectónico. Coloso de Santa Úrsula llaman los devotos a ese templo laico donde los gladiadores de la modernidad todo lo apuestan al laurel del triunfo. Obediente acero que se curva sin perder su resistencia, el hito levanta su pesada estructura con la ligereza de las piernas que en su núcleo exaltan el patriotismo, aceleran el pulso y hacen de cada minuto un poema épico.

LUIS FERNANDO SOLÍS ÁVILA

Ciudad de México, 1948. Pertenece a diferentes agrupaciones académicas y profesionales, como El Colegio de Arquitectura de México y la Sociedad de Arquitectos, entre otras. Ha ocupado diversos cargos en la UNAM, como Consejero Universitario y Consejero Técnico. Su actividad profesional abarca diversos campos de la arquitectura: habitación, edificios de oficinas, bodegas, plazas cívicas, centros de convivencia, sub-delegaciones, mercados, escuelas, auditorios, fábricas, edificios para instrucción religiosa, capillas, centros urbanos y museos. Asimismo, hay que mencionar sus proyectos para bibliotecas públicas, como la Jesús Reyes Heroles, en la ENEP, Aragón; o la ampliación y remodelación de la Biblioteca Central de la UNAM. Destacan, también, el proyecto de reordenación urbana del comercio ambulante Centro de Tacuba, delegación Miguel Hidalgo, DF.; la remodelación y construcción de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad; el Centro de Investigación en Cómputo de la DGSCA de la UNAM y la remodelación de los Laboratorios de Salud Pública para la Secretaría de Salubridad y Asistencia, entre muchos otros. Es integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 2000.

Biblioteca Enrique Ribero Borrell

Combinación del lenguaje del concreto armado con el océano de lava y la tupida vegetación que otorga personalidad única al sur de la ciudad. Diversidad en la uniformidad, las naves alzan su cuerpo de pesada ligereza en un campus con nueva identidad: construcción que soporta el paso de los años, la erosión natural. Fachada que sonríe cuando la lluvia cambia momentáneamente sus tonalidades y al día siguiente parece recién nacida, resurrecta como la juventud incansable y reavivada de los estudiantes, soporte espiritual de la biblioteca, ciudad de paredes vivas, casa de imágenes y voces, laberinto cuyo explorador conoce el secreto pero no desea salir, y donde el cordel es más firma y sabio conforme se estrecha el contacto entre el héroe y el Minotauro, entre el enamorado y la princesa, entre el lector y la página.

RAFAEL VILLEGAS-GUILLOT

Ciudad de México, 1946. Es egresado de la Facultad de Arquitectura de la UNAM; candidato a la maestría en Ciencias: Planeación y Sistemas, y a la maestría en Administración por la Universidad La Salle. Ha sido catedrático en diferentes universidades. Es miembro de la Academia Nacional de Arquitectura, del Colegio de Arquitectos de México, de la Sociedad Mexicana de Arquitectos y del Armonwealth of Australia, 1979. Colaboró en México con arquitectos como Enrique Casañeda Tamborrel y Agustín Hernández. Colaboró como proyectista con Ove Arup Associates, en Londres, Inglaterra en 1970, y con el arquitecto-urbanista Kenzo Tange, en Tokio, Japón. Durante 1973 y 1974 fue jefe de diseño urbano con Bernard H. Zehrfuss Agence, en París, Francia. Fue asesor técnico de la dirección general de obras públicas del Departamento del Distrito Federal en 1976. Fundó el despacho Rafael Villegas + Asociados, que ha llevado a cabo diversos tipos de proyectos y obras arquitectónicas, participando en múltiples concursos nacionales e internacionales de arquitectura y urbanismo. Ha obtenido premios y reconocimientos por sus trabajos y obras, y ha participado en exposiciones, conferencias, artículos y publicaciones relacionadas a la arquitectura, el urbanismo y el diseño. Ha realizado diseños de urbanismo y planeación, diseño interior, diseño industrial, gráfico, textil y escultórico. Es integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 2000.

Tetintlacalli (La casa de las rocas)

Enfrentar la blancura de la página. Tranzar, proyectar, levantar. Lograr que esa blancura se mantenga en el espacio. Que defienda su resplandor y su identidad al recorrer paisajes de Algeciras a Estambul y, finalmente, ofrecerse al mar con la blancura cegadora en que los pueblos pobres cifran el orgullo de su limpieza.

ABRAHAM ZABLUDOVSKY

Bialistok, Polonia, 1924. Se nacionalizó mexicano en 1941. Realizó sus estudios en la UNAM y trabajó en el taller de Mario Pani. Cuenta con una extensa labor profesional en México y en el extranjero, proyectando y construyendo más de 200 obras. Parte de su trabajo lo ha realizado con el arquitecto Teodoro González de León, por ejemplo el Infonavit, el Colegio de México, la Universidad Pedagógica, el Museo Rufino Tamayo y la remodelación del Auditorio Nacional, todas en el Distrito Federal; y la Embajada de México en Brasilia. Entre sus obras individuales citamos: el Teatro Emilio Rabasa, en Tuxtla Gutiérrez, la remodelación y adaptación para el edificio de la Biblioteca de México; el Teatro de la Ciudad de Aguascalientes; Centro Cultural Sor Juana Inés de la Cruz, Estado de México; Centro del Ocio, Ciudad de la Imagen, Poxuelo de Alarcón, Madrid, 2000; y Teatro de la Ciudad y Centro ce Convenciones, Coatzacoalcos, Veracruz, 2000. Es miembro de los colegios y academias de arquitectura más importantes, como The American Institute of Architects; profesor y académico de la Academia Internacional de Arquitectura de Sofía, Bulgaria. De sus numerosos premios y reconocimientos destacan: el Premio Nacional de Ciencias y Artes, México, 1982; Medalla de Oro en la Bienal de Arquitectura en Sofía, 1991; Gran Premio Ex-Aequo en la Segunda Bienal Internacional de Arquitectura de Brasil, 1994; y el Premio VITRUVIO, por sus aportaciones a la arquitectura latinoamericana, a la creación y a la cultura de los pueblos, Buenos Aires, 1994. Es integrante emérito del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Centro Cultural Sor Juana Inés de la Cruz

La jerónima que fue rebelde, letrada, heterodoxa; la barroca cuya alucinación siempre estuvo controlada –jamás reprimida- por la inteligencia; la admirada por la corte y por la aldea, habla el lenguaje del futuro. Su casa es aquí como su alma: arraigada en la tierra, en diálogo perpetuo con el cielo. El viejo casco de adobe donde la niña genio abrió por vez primera los ojos en la tierra de en medio es ceñida por la sobriedad de líneas done su corazón puede arder con nuevas luces. Muros para que la palabra se renueve como la herramienta humana para que su retrato –ese que ella imaginó engaño colorido- sea más poderoso que la muerte.

* Esta información ha sido extractada del catálogo de la exposición.

 
< Anterior   Siguiente >
(C) 2014 Casa ITESO Clavigero
José Guadalupe Zuno # 2083 - Col. Americana, C.P. 44160 - Guadalajara, Jalisco, México - Teléfonos: (33)3615-8347 y 3615-2242
Iteso